martes, 13 de abril de 2021

Atrae más clientes definiendo y creando tu mensaje magnético

Estimado consultor, la visibilidad y atracción de clientes en Internet pasa por una palabra clara: persuasión. Persuadir para que tus prospectos y potenciales clientes vayan tomando pequeñas acciones que los lleven hacia tus servicios y formaciones.

En la promoción y ventas de tus servicios de consultoría debe haber una clara llamada a la atención y una persuasión ya que debes lograr que tu cliente ideal tome acción y plante cara al problema urgente que no lo deja dormir por las noches.

No hay proceso persuasivo sin comunicación. Es por eso que desde el primer segundo que te cruzas con tu cliente ideal en Internet debe haber un primer mensaje que le llame la atención para que frene en seco y quiera seguir sabiendo de ti. Este es tu mensaje magnético.

¿Y por qué magnético? – te preguntarás. Porque queremos atraer y no salir a buscar clientes. La puerta fría está «prohibida» en consultoría. Los buenos clientes te buscan ellos a ti y no tú a ellos. De ahí que es clave un posicionamiento estratégico.

De hecho, la puerta fría debería estar prohibida en todos los mercados. Es una pérdida de tiempo y de recursos. Es por eso que tu mensaje magnético debe atraer como la miel a las moscas.

En un entorno tan ruidoso como es Internet, repleto de estímulos que roban la atención de tu cliente ideal, cada vez es más importante tener un mensaje que atrape la atención de manera efectiva. Si no lo consigues pasará de largo. Las personas en Internet escaneamos por lo que a menos que algo nos llame mucho la atención no paramos.

Pero antes de continuar explicándote cómo definir y desarrollar tu mensaje magnético, aquel que atraiga a tu cliente ideal, recordarte que si tienes problemas para atraer clientes en Internet interesados en tus servicios de consultoría te invito a que conozcas mi programa Consultor Élite. Un programa diseñado para que logres superarlo de manera eficaz y rentable. 

Volviendo a nuestro asunto del mensaje, es fundamental que definas claramente tu mensaje magnético. Esta propuesta responde a las siguientes preguntas inconscientes que se hará tu cliente ideal al encontrarte:

1) ¿Qué problema urgente voy a solucionar con tu ayuda?
2) ¿Qué voy a ganar si soluciono este problema urgente?
3) ¿Por qué debería solucionarlo contigo y no con otro consultor?
4) ¿Por qué debería solucionarlo ahora y no mañana?

Una vez que hayas contestado de manera clara y sincera a estas preguntas tendrás tu mensaje magnético. Un mensaje poderoso y que eche por tierra cualquier objeción (freno a la compra) de tus potenciales clientes y que potencie las justificaciones de sí hacerlo.
¿Qué problema urgente voy a solucionar con tu ayuda?

Esta pregunta responde al problema urgente que tus servicios solucionan a tu cliente ideal. No olvides que las personas tomamos acción cuando tenemos problemas y, sobre todo, cuando estos son urgentes.

Es ahí cuando nos ponemos en búsqueda activa de soluciones. Sin un problema urgente en mente no podrás llamar la atención de tu cliente ideal.
¿Qué voy a ganar si soluciono este problema urgente?

Sin tener claro los beneficios de solucionar este problema urgente no lograrás persuadir a tu cliente ideal para que tome acción ya que no verá claro todo lo que conseguirá de bueno en su vida.

Recuerda que las personas nos movemos por lo que ganamos, de manera emocional. Debes enmarcar tu mensaje en beneficios.
¿Por qué debería contratarte a ti y no a otro consultor que ofrece lo mismo que tú?

Esta parte es clave ya que hará que destaques sobre el resto de la competencia que también ofrece un servicio igual o parecido al tuyo. La diferenciación es clave para que tu cliente ideal se interese por ti.

Esta diferenciación puede ser por simpatía, por años de experiencia, por confianza, y muchas otras razones que nos hacen tener una actitud más proclive hacia alguien frente a otra persona.
¿Por qué debería interesarme ahora y no dejarlo para otro día?

Necesitas que tu cliente ideal pase a la acción ahora ya que si lo deja para otro momento se le acabará olvidando y no tendrás noticias suyas. Oportunidad que pierdas de que tome acción y te contacte, oportunidad que habrás perdido para siempre.

Es por eso que es clave darles razones de peso para que tome acción ahora y no mañana a través de la urgencia y escasez. Además de facilitarle el contacto para que no sea un proceso complicado y lo haga desistir de hacerlo.

Una vez que hayas contestado de manera clara y sincera a estas preguntas tendrás tu mensaje magnético. Un mensaje poderoso y que eche por tierra cualquier objeción (freno a la acción) de tus potenciales clientes.

Te pongo un ejemplo, imagina que eres consultor de marketing digital y ayudas a empresas tradicionales en su transformación digital para atraer clientes.

Le ayudamos a digitalizar su empresa tradicional. Hágase visible en Internet y atraiga clientes en un nuevo paradigma. Hemos ayudado a más de 150 empresas tradicionales a adaptarse a los nuevos entornos digitales. No se quede atrás y llame ahora al 000-000-000 y pida información sin compromiso.

Otro ejemplo, imagina que eres consultor de inversiones y ayudas a las empresas a invertir su beneficios.

¿No sabe en qué invertir los beneficios de su empresa? Le ayudamos a sacarles el máximo partido, con la mínima tributación y al mínimo riesgo. Asegure su presente y futuro, y el de los suyos. Desde 2003 ayudando a obtener altas rentabilidades al mínimo riesgo. Aproveche las ventajas fiscales antes de terminar el año y pida información ahora sin compromiso.

Tu mensaje ideal debe estar compuesto por frases cortas, directas y con vocabulario sencillo. Acorde con tu cliente ideal. Nada de complicados mensajes que sólo hacen confundirles.

Olvídate de ser original. Sé directo y enfocado en los problemas urgentes de tu cliente ideal. Fuera tu ego y céntrate en lo que quiere tu cliente.

La originalidad se paga con pocas ventas, no lo olvides. Cliente que no entienda lo que dices, cliente al que no llamarás la atención y se acabará yendo con otro consultor.
Plan de Acción

Toma las preguntas que te he indicado al principio. A continuación haz una lista de palabras claves relacionadas con tu solución, mercado, cliente ideal, problema. Combínalas.

Añádele el beneficio principal de tu propuesta y si es posible el argumento que rompería su objeción principal para solucionar ese problema. Verás como te salen frases que dejarán con la boca abierta a tus potenciales clientes.

Piensa en lo que te hace diferente al resto de los consultores que ofrecen lo mismo que tú. Añade un llamado a la acción con urgencia y escasez. Ya entonces tendrás tu mensaje magnético.
FÓRMULA PARA CREAR TU MENSAJE MAGNÉTICO

Problema+Solución+Beneficio+Diferenciación+Urgencia+Escasez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Esperamos sus comentarios

10 Mejoras y actualizaciones para profesionales de bienes raíces

Te presentamos las más recientes mejoras y actualizaciones que Wasi implementa en su software inmobiliario, para que continúes creciendo al ...