sábado, 10 de abril de 2021

Cómo los ejecutivos de estrategia de datos garantizan la confianza? 


Conseguir un mayor grado de confianza en los datos y en cómo se comparten es un aspecto fundamental de la estrategia de datos de las organizaciones. Los consumidores, los ejecutivos y el público deben poder confiar en la integridad, calidad, precisión y transparencia de los datos para tomar decisiones.



Pero, ¿cuál es el camino para lograr esta confianza superior en los propios datos, en la información y en su adecuado uso? Una estrategia de gobierno, gestión y privacidad de datos sólida, inteligente y automatizada.

Ampliar el acceso a los datos

A medida que avanza la democratización de los datos, crece el número de consumidores no técnicos que desean un fácil acceso de autoservicio a los datos, pero que al mismo tiempo no están bien preparados para utilizarlos de manera eficaz. Allí es donde una política de calidad y gobierno de datos es clave. El tema es asegurar que los esfuerzos de democratización de datos “expongan los datos de manera adecuada y alineada con las políticas comerciales”.


Así las cosas, para ofrecer una democratización de datos segura y confiable y crear más valor comercial para impulsar nuevas iniciativas de ingresos, se deben aplicar conocimientos analíticos automatizados que permitan la visibilidad necesaria para tomar decisiones inteligentes y guiadas sobre el uso apropiado de datos, ya sea en la Nube, en las instalaciones propias o donde sea que se cree valor en el futuro.



Equilibrio justo en el gobierno de datos

A veces las iniciativas de datos fracasan porque los componentes comerciales pierden la fe en los datos, ya sea por estar incompletos, por ofrecer una representación inexacta o mal entendida o por una falta de comprensión y de definiciones comunes. Estos inconvenientes que genera la información poco confiable, deben ser abordados por el director de datos (CDO) y su equipo de trabajo: su tarea es permitir que las diversas líneas de negocio brinden oportunidades de creación de valor confiables con calidad de datos asegurada, al mismo tiempo que se protege la privacidad para alinearse con mandatos internos y externos.

El director de datos puede garantizar la combinación adecuada de confianza y gobierno. Eso es parte de una gestión inteligente de datos.

El buen gobierno de los datos es vital; pero también lo son las necesidades de democratizar el acceso a los datos para que las organizaciones prosperen. En tal sentido el director de datos debe encontrar el equilibrio correcto: “si impone un nivel de gobernanza demasiado fuerte, nadie tendrá la flexibilidad de ser su propio explorador de datos, lo cual debilitará y desmotivará a los empleados. También llevará a perder conocimientos de datos ad-hoc, que muchas veces son los más valiosos en una empresa”.



Por otra parte hoy existen soluciones como los

catálogos de datos, que ayudan a generar confianza al proporcionar una vista completa de los datos que se utilizan en toda la organización.

En definitiva, garantizar la confianza en los datos es una oportunidad para impulsar un mayor uso. 
Y esto último, a su vez, lleva a tomar mejores decisiones y a incrementar los ingresos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Esperamos sus comentarios

10 Mejoras y actualizaciones para profesionales de bienes raíces

Te presentamos las más recientes mejoras y actualizaciones que Wasi implementa en su software inmobiliario, para que continúes creciendo al ...